lunes, 24 de agosto de 2009

Cadena perpetua a Santiago Omar Riveros

El ex general Santiago Omar Riveros, responsable del cuartel militar Campo de Mayo, uno de los mayores centros de exterminio de la dictadura argentina (1976/83), fue condenado el miércoles a cadena perpetua por crímenes de lesa humanidad, en un fallo transmitido por TV. Riveros, ex jefe del Comando de Institutos Militares, de 86 años, fue hallado culpable por el crimen del adolescente de 15 años Floreal Avellaneda, muerto por torturas y empalamiento, así como por el secuestro de la madre del muchacho, Iris Avellaneda.

"Nos quedamos conformes, pero debe cumplir la condena en una cárcel común. Por más que se muera en prisión, nunca van a sufrir lo que sufrimos nosotros", dijo Floreal Avellaneda padre a los periodistas tras conocerse la sentencia. El ex sindicalista del Partido Comunista agregó que "se trata de un juicio emblemático porque es el primero por los crímenes cometidos en Campo de Mayo", el mayor cuartel del ejército (fuerza armada terrestre) en Argentina.

Por el asesinato del joven Avellaneda, militante de la Federación Juvenil Comunista, el tribunal también condenó a 25 años de cárcel a Fernando Verplaetsen, ex jefe de inteligencia del Comando de Institutos Militares y ex jefe de la Policía Bonaerense. El adolescente, quien fue detenido junto a su madre en su casa un mes después del golpe de marzo de 1976, fue torturado, al igual que su madre, para que revelara dónde se encontraba su padre.

"Me aplicaban electricidad en las axilas, los pechos, la boca, los genitales y al 'Negrito' le hacían exactamente lo mismo. Yo empecé a gritar y me lo trajeron. Entonces él me pidió llorando que dijera dónde estaba su padre, pero yo no lo sabía", reveló la madre ante los jueces. El padre había logrado huir de su domicilio saltando por techos vecinos cuando le advirtieron que la policía llegaba a su casa a buscarlo.

Finalmente, el cadáver del menor apareció "en una costa uruguaya atado de pies y manos, con una profunda herida en una pierna y señas de empalamiento", según consta en el expediente. La mujer fue liberada luego de casi tres años de detención.

El ex general Riveros fue comandante de Institutos Militares y condujo el centro clandestino de detención de Campo de Mayo, en la periferia noroeste de Buenos Aires, entre 1975 y 1978. Además, integró la Junta Interamericana de Defensa, ámbito de articulación en la década de los '70 de la represión continental en el marco del llamado Plan Cóndor, de coordinación represiva entre las dictaduras del Cono Sur.

Riveros había sido condenado en 1985 e indultado en 1989, aunque tiempo después quedó imputado por el robo de bebés, hijos de desaparecidos, considerado un delito de lesa humanidad, por lo tanto imprescriptible

No hay comentarios:

Publicar un comentario