jueves, 13 de agosto de 2009

Hillary Clinton y la violencia sexual en Africa

La secretaria de estado norteamericana Hillary Rodham Clinton exigió el martes el fin de la violencia sexual que conmueve el este del Congo convulsionado por la guerra. "Creemos que no debería haber impunidad para la violencia sexual cometida por tantos; debería haber arrestos, juicios y castigos", dijo durante una conferencia de prensa junto con el canciller congoleño Alexis Thambwe Mwamba, en la ciudad oriental de Goma.

Poco antes, Clinton transmitió el mismo mensaje al presidente congoleño Joseph Kabila dentro de una carpa en un complejo en Goma, junto al lago Kivu. Goma se ha convertido en el centro de una serie de violaciones en banda y otros crímenes sexuales, mientras sigue la lucha entre el ejército y grupos rebeldes. "Apoyamos los esfuerzos por poner fin a las milicias y la violencia que se ha abatido tan terriblemente sobre el pueblo del Congo oriental", dijo Clinton. Pero agregó: "Creemos que un ejército disciplinado y pago es una fuerza de lucha más efectiva. Creemos que se puede hacer más para proteger a los civiles mientras ustedes tratan de matar y capturar insurgentes".

Las Naciones Unidas han registrado por lo menos 200.000 casos de violencia sexual contra mujeres y niñas en la región desde que el conflicto estalló en 1996, lo que la secretaria de estado deploró como "una de las mayores atrocidades de la humanidad" en un mensaje antes de su llegada.

Las cifras, dijo a un grupo de estudiantes universitarios en la capital congoleña de Kinshasa el lunes, son "asombrosas y horribles". Instó a los jóvenes del Congo a efectuar protestas nacionales contra dichos abusos y dijo que presionaría al gobierno en ese sentido.

"Toda la sociedad necesita alzar su voz contra esto", afirmó. "Debería ser una marca del estigma en cualquier sitio, en cualquier país. Espero que aquí en Kinshasa se convierta en una causa real que se propague a toda la nación". Clinton viajó a Goma a bordo de un avión de las Naciones Unidas pese a las objeciones de algunos colaboradores preocupados por la seguridad y logística del viaje. Es la primera secretaria de estado norteamericana que visita la ciudad, según la oficina del historiador del Departamento de Estado

No hay comentarios:

Publicar un comentario