lunes, 17 de agosto de 2009

Soldados mexicanos, no violan derechos humanos de forma sistematica

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) de México aseguró hoy que "bajo ningún fundamento" se puede decir que los soldados mexicanos "incumplan sistemáticamente con los derechos humanos" en su labor en la lucha antidroga, como aseguran algunos sectores en el país.

"Bajo ningún fundamento ni razón puede calificarse que nuestros soldados sean genocidas o torturadores o que incumplan sistemáticamente con los derechos humanos", manifestó José Luis Soberanes, presidente de la CNDH, equivalente al defensor del pueblo.

Soberanes hizo esta afirmación durante la celebración de los diez años de la CNDH como institución autónoma, tiempo en el que el funcionario ha estado a cargo de ese organismo, que abandonará a finales de año.

No obstante, indicó que tampoco se puede "obviar o desatender casos demostrados de faltas graves que ameritan sanción y una firme voluntad correctiva".

En este sentido, hizo un "llamado a favor de la objetividad y la mesura" en materia de "participación de personal de las fuerzas armadas en operaciones de seguridad pública".

Desde que asumió el poder en diciembre de 2006, el presidente mexicano, Felipe Calderón, declaró la guerra a los carteles de las drogas en México, para lo cual encomendó al Ejército y a la Policía Federal encabezar las acciones en contra del narcotráfico.

Sin embargo, la participación de los militares ha sido criticada por varios sectores de la sociedad mexicana, los cuales argumentan que los soldados carecen de capacitación en seguridad pública y sus presuntos abusos contra la población no pueden ser juzgados en cortes civiles sino militares.

El Gobierno ha defendido la utilización de fuerzas federales en la medida en que las policías estatales cuentan con menos recursos y capacitación y los narcotraficantes han logrado corromper con mayor facilidad sus estructuras.

"La participación del Ejército en tareas policiales es tan indispensable como delicada en sus implicaciones, por ello debe ser temporal", aseveró Soberanes.

Asimismo manifestó que los mexicanos no deben "acostumbrarse" a que "los medios excepcionales se conviertan en la normalidad" y pidió que "con la ley en la mano" se castiguen los excesos de las autoridades.

El lunes Calderón aseguró, en una cumbre con los mandatarios de EE.UU., Barack Obama, y Canadá, Stephen Harper, que su Gobierno protege los derechos humanos y aseguró que "quienes señalen lo contrario, están obligados a probar un caso, un solo caso".

Al respecto, Soberanes recordó que la CNDH ha emitido varias recomendaciones a las autoridades militares sobre violaciones a los DD.HH., todas ellas fundadas en pruebas recabadas por sus funcionarios, las cuales han sido "todas aceptadas" por la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

A su juicio, son necesarias medidas "más contundentes" para que los soldados no cometan abusos y que el Congreso mexicano discuta la pertinencia del fuero militar en casos de violaciones a las garantías individuales de los ciudadanos

No hay comentarios:

Publicar un comentario