miércoles, 5 de agosto de 2009

Zarema Sadulaeva y marido, muertos

La dirigente de una ONG de defensa de los derechos humanos y su marido fueron encontrados muertos el martes en Chechenia, un día después de haber sido secuestrados en esta turbulenta república rusa del Cáucaso, y menos de un mes después del asesinato de una militante chechena. "Esta mañana, en el cantón de Chernorechié, en Grozny, han sido encontrados los cuerpos de Zarema Sadulaeva y de su marido. Habían sido secuestrados ayer (lunes) a las 14H00 locales (10H00 GMT) en su oficina", indicó un miembro de la dirección de Memorial, Alexander Cherkasov.

Las autoridades locales confirmaron el hallazgo de los cadáveres, indicó Interfax.
"Hemos encontrado a los defensores de los derechos humanos en el baúl de su coche cerca de un gimnasio en el pueblo de Chernorechié, con heridas de bala", declaró un representante del ministerio checheno del Interior citado por la misma agencia.

Este caso se produce menos de un mes después del secuestro y asesinato de la militante de derechos humanos chechena Natalia Estemirova, de 50 años, que trabajaba en Grozny para Memorial. Estemirova fue secuestrada el 15 de julio y horas más tarde fue encontrada asesinada a balazos en la vecina Ingusetia.

Un responsable de Memorial, Oleg Orlov, acusó al presidente checheno, Ramzan Kadirov, de estar detrás del asesinato de Estemirova. Cherkasov había anunciado el lunes que la dirigente de "Salvemos a la generación", Zarema Sadulaieva, y su marido, habían sido secuestrados por hombres armados no identificados en la oficina de esta organización humanitaria.

La ONG "Salvemos a la generación" está consagrada fundamentalmente a ayudar a los jóvenes que viven en Chechenia a integrarse en la sociedad para evitar que ingresen a los grupos armados de esta turbulenta república rusa enclavada en el Cáucaso. El presidente checheno, Ramzan Kadirov, dijo que estaba "indignado" por este doble homicidio, calificándolo de acto "cínico" e "inhumano", según declaraciones difundidas por Interfax.

Los funerales del matrimonio se realizaron este mismo martes, indicó la agencia RIA Novosti. El canciller francés, Bernard Kouchner, condenó las "sistemáticas" persecuciones contra los defensores de derechos humanos en Chechenia e instó a las autoridades rusas a que hagan lo posible para "identificar, arrestar y juzgar" a los responsables de este homicidio.

Por otra parte, un periodista del diario "Jakikat", Malik Ajmedilov, fue encontrado asesinado a balazos en Daguestán, una república del Cáucaso ruso vecina de Chechenia, donde tiene lugar una rebelión, anunció el martes el ministerio daguestano del Interior, citado por RIA-Novosti. El martes, el comité investigador de la fiscalía federal de Chechenia abrió una investigación por homicidios involuntarios. Pero defensores de los derechos humanos consideran que los autores de estos dos asesinatos nunca serán encontrados.

"Estoy convencido de que no serán hallados y que todo será enterrado", declaró la ex disidente soviética Liudmila Alexeeva, citada por la agencia RIA Novosti. Muchos de los asesinatos de periodistas y de defensores de los derechos humanos, incluyendo el de Anna Politkovskaia en 2006, jamás fueron aclarados, sin hablar de los secuestros y los homicidios que ellos denunciaron.

"Es simplemente ininmaginable. Ellos mataron a una mujer joven que debía tener 25 años y a su marido, que tenía aproximadamente la misma edad", añadió Alexeeva, destacando que la organización que dirigía Sadulaeva había salvado a "una generación de niños". Por su parte, el dirigente del movimiento ruso "Por los derechos humanos", Yevgueni Ijlov, insistió en la "valentía" de los defensores de los derechos humanos en Chechenia, que "ahora son claramente menos numerosos que antes", en declaraciones a RIA Novosti.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada