miércoles, 2 de septiembre de 2009

Hablan sobre la CDHDF

Los organismos públicos de defensa de los derechos humanos deben ser "instrumentos de gobernabilidad", es decir, instancias autónomas que, además de atender la defensa y promoción de las garantías individuales, sean instituciones que garanticen un equilibrio entre los poderes públicos que se encuentren en pugna, aseguró Gerardo Sauri, candidato a presidir la Comisión de Derechos Humanos del DF (CDHDF).

El director de la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim) aseguró: "en el caso de mi plataforma, ésta es una de las cosas importantes. Por supuesto que no se trata de que la comisión sea el eje de la negociación, sino que sea garante de que la forma en que se resuelvan los conflictos derivados del ejercicio del poder público se hará sin importar el origen partidista".

Refirió que ésta es una de las razones por las que propone mantener el actual modelo de gestión de la CDHDF, pues otras comisiones estatales "son más bien aparatos de relaciones públicas de los gobiernos locales", que lo único que hacen es "ocultar" los problemas de la ciudadanía.

Ante un escenario de crisis económica y aumento de la violencia que se vive en todo el país, "es muy fácil que se incremente el malestar social", por lo que la sociedad no debe renunciar a contar con un organismo "que permita canalizar institucionalmente los procesos de acompañamiento y defensa de las víctimas", pues de lo contrario se "cancela la posibilidad de construir un entorno" que evite el desbordamiento social

Entrevistado en las oficinas de la Redim, Sauri advirtió que entre los mandatos que tienen estos organismos garantes de los derechos fundamentales está incidir en el diseño de las políticas públicas, pues con ello se puede evitar que se repitan los agravios ejercidos desde el poder público. Al igual que otros candidatos, Sauri resaltó la importancia de la aplicación del Programa de Derechos Humanos, proceso en el cual él participó de forma directa.

Una de las obligaciones de estos organismos es estimular el derecho de la población a contar con los servicios básicos, por lo que en caso de acceder a la presidencia de la CDHDF generará "un tejido social protector" a sectores determinados.

Para ejemplificar lo anterior, Sauri se refirió al tema del agua: "ése es un debate que ya está. Y sabemos que es un problema que impacta de manera desigual, pues no es lo mismo el impacto de los recortes de agua en la delegación Benito Juárez que en poblaciones en condiciones de precariedad, como en el caso de Iztapalapa".

En torno al proceso de selección del nuevo presidente de la CDHDF se pronunció por que sea transparente, en el cual los legisladores den a conocer los criterios que los lleven a nombrar al próximo ombudsman. Descartó que desde la propia comisión se promueva a un candidato: "En cambio no sabemos si desde la comisión nacional se esté patrocinando a alguien, y no lo sabemos porque la CNDH no es un organismo transparente, a diferencia de la CDHDF."

No hay comentarios:

Publicar un comentario