domingo, 6 de septiembre de 2009

Jacinta Francisco Marcial presa de conciencia

Amnistía Internacional México declaró este lunes como "presa de conciencia" a una indígena mexicana encarcelada desde 2006 y condenada a 21 años de prisión acusada de secuestro, informó la organización en un comunicado.

El caso de Jacinta Francisco Marcial, de 46 años, es "una farsa de administración de justicia y un claro ejemplo de la justicia de segunda clase que suelen recibir en México las poblaciones indígenas", sostiene AI en el comunicado.

"Se le negó un juicio justo y está encarcelada debido únicamente a su situación social marginal de mujer indígena, pobre y con limitado acceso a la justicia", añadió.

A la indígena otomí, del céntrico Estado de México, se la acusa del secuestro de seis agentes de la Agencia Federal de Investigaciones de México, quienes aseguran que ella y otros vendedores de los puestos del mercado donde laboraba los tomaron como rehenes en marzo de 2006 durante una operación contra vendedores pirata.

Más de cuatro meses después del incidente, el 3 de agosto de 2006, Jacinta fue detenida.

"Le dijeron que iban a hacerle unas preguntas sobre un árbol cortado, así que hasta que no la llevaron a la prisión no se enteró de que estaba acusada, junto con otras dos mujeres, del secuestro de los agentes", recapituló AI en su texto.

La única prueba que había contra ella era "una fotografía publicada en el periódico local en la que se la veía detrás de los participantes en la protesta".

La indígena en ese momento además "hablaba muy poco español y no entendía lo que ocurría. No se le proporcionó ningún intérprete, y su abogado de oficio no habló nunca con ella para explicarle su derecho de defensa", concluyó AI.

En México la población indígena asciende a unos 10 millones de personas

No hay comentarios:

Publicar un comentario