martes, 20 de octubre de 2009

Jueza amenazada de muerte

La juez Nelly Martínez de los Tribunales Unificados de Francisco Morazán, contará con medidas cautelares otorgadas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) después de ser amenazada a muerte por parte de un presidiario a quien condenó a más de 33 años de prisión por cuatro delitos.

La togada fue amenazada desde el interior de la Penitenciaría Nacional (PN) y las investigaciones realizadas arrojaron que quien habría puesto precio por su cabeza es Carlos Alberto Sánchez Muñoz un ex oficial de policía quien se sometió a un juicio abreviado y Martínez lo condenó a 33 años con seis meses de prisión.

La profesional del Derecho ordenó a las autoridades penitenciarias que enviaran al reo a una audiencia en su despacho donde convocó a los representantes del Comisionado de los Derechos Humanos, Ministerio Público (MP), así como a la prensa nacional.

Los delitos confesados por Sánchez Muñoz son homicidio, robo de vehículos, portación ilegal de armas y usurpación de funciones hecho ocurrido en la colonia Cerro Grande cuando secuestraron y liquidaron a un joven.

Las medidas cautelares las estará solicitando el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos para la juez y su familia, prometió Jenny Hernández como representante del doctor Ramón Custodio

No hay comentarios:

Publicar un comentario