jueves, 22 de octubre de 2009

Una escuela prohibitiva

Un colegio australiano de primaria ha prohibido a los alumnos de uno y otro sexo darse abrazos y otras muestras de afecto para sentar un buen ejemplo ante los estudiantes de menor edad, informa hoy la prensa local.

La medida fue adoptada por el colegio Largs Bay, de la ciudad de Adelaida, después de que la dirección del centro se percatara de que en el patio eran abundantes las parejas de niños y niñas, de entre 11 y 12 años, que se abrazaban tras la vuelta de sus vacaciones.

Algunos padres, que fueron quienes se pusieron en contacto con la prensa local para denunciar la decisión de la dirección del colegio, han considerado "excesivamente estricta" la medida, e incluso se han planteado sacar a sus hijos de ese centro en el que "una muestra de cariño conlleva un castigo".

En un intento de aclarar la postura del centro educativo, su directora, Julie Gail, envió a los diarios un comunicado en el que precisó que "los abrazos en Lars Bay no están prohibidos (entre amigos), pero desaconsejamos las muestras afectuosas en el patio de recreo entre estudiantes que tienen una novia o novio"

No hay comentarios:

Publicar un comentario