jueves, 12 de noviembre de 2009

Matan adultero lapidado en Somalia

Islamistas en el sur de Somalia lapidaron a un hombre hasta la muerte por adulterio, mientras que a su novia embarazada le espera el mismo destino una vez dé a luz.

Abas Hussein Abdirahman, de 33 años, fue ejecutado en frente de una muchedumbre de 300 personas en la ciudad porteña de Merka.

Un funcionario del grupo al-Shabab dijo que la mujer sería sometida al mismo castigo cuando tuviera su bebé.

Grupos islamistas dominan gran parte del sur de Somalia, mientras que el gobierno apoyado por la ONU apenas controla parte de la capital, Mogadiscio.

Esta es la tercera vez que los islamistas lapidan a una persona por adulterio en el año.

El funcionario de al-Shabab, el jeque Suldan Aala Mohamed, dijo que el condenado había confesado el adulterio ante un tribunal islámico.

"Estaba gritando y la sangre le salía de la cabeza durante la lapidación. Después de siete minutos dejó de moverse", dijeron testigos a la BBC.

Mohammed Olad Hassan, corresponsal de la BBC en Mogadiscio, explica que si la mujer también es ejecutada, su bebé sería dado en cuidado a sus familiares.

Entretanto, el presidente Sharif Sheikh Ahmed, acusó al grupo al-Shabab de dañar la imagen del Islam al matar personas y hostigar mujeres.

"Sus acciones no tienen nada que ver con el Islam", expresó el musulmán moderado durante una ceremonia en la que nominó una nueva administración para la ciudad capital.

"Están forzando a las mujeres a vestir ropa pesada, insistiendo en que se cubran bien el cuerpo. Pero conocemos muy bien sus propósitos económicos, ellos venden esos vestidos y quieren forzar a la gente a comprarlos".

El mes pasado, dos hombre fueron lapidados en la misma ciudad tras ser acusados de espionaje.

Una niña de 13 años recibió el mismo castigo por adulterio en la sureña ciudad de Kismayo el año pasado.

Grupos defensores de los derechos humanos dijeron que la niña había sido violada.

Otro hombre también fue apedreado hasta morir en la región baja de Shabelle.

El presidente Sharif, un ex comandante rebelde, fue juramentado después de un acuerdo de paz auspiciado por la ONU en enero.

Aunque también dice que aplicaría la ley sharia, el grupo al-Shabab advierte que esa versión sería demasiado indulgente.

Somalia no ha contado con un gobierno nacional en función desde hace 18 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada