sábado, 7 de noviembre de 2009

Queja de universitarios venezolanos

Una comitiva de 14 estudiantes venezolanos, encabezada por Julio Rivas, que efectuaron recientemente una huelga de hambre ante la sede de la OEA en Caracas, acusaron hoy a su Gobierno de ser un "violador" de los derechos.

La delegación viajó a Washington para reunirse, el viernes pasado, con el secretario Ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Santiago Canton, y el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza.

Pero los jóvenes prolongaron su estancia y acudieron hoy a las audiencias que la Comisión celebró sobre Venezuela.

En la primera jornada del 137 periodo de sesiones públicas de la CIDH, el ente escuchó en dos audiencias privadas denuncias de varias organizaciones sobre presuntas violaciones a la libertad de expresión e información en Venezuela, sobre las instituciones democráticas, los grupos parapoliciales y las cárceles en ese país.

En una audiencia solicitada por Venezuela, el delegado de ese país para los DD.HH., Germán Saltrón, dijo que ante el desprestigio de la oposición venezolana, asesores de EE.UU. recomendaron en 2007 usar a un sector de los estudiantes venezolanos de las universidades privadas para protestar en la calle contra el Gobierno.

A fines de septiembre, 160 jóvenes iniciaron una huelga de hambre frente a la sede de la OEA en Caracas para llamar la atención sobre la situación en Venezuela, pedir que la CIDH enviara una misión y solicitar que Rivas, detenido por 22 días por presunta participación en actos de violencia callejera, fuera juzgado en libertad.

Para el Gobierno venezolano, la huelga de hambre tenía como fin "presionar" al Ejecutivo Nacional para que permitiera una visita de la CIDH al país.

La huelga se levantó el 1 de octubre y se convocó una marcha nacional para el día 3 de ese mes, a la que asistieron, según Saltrón, unas dos mil personas.

La huelga fue levantada después de que Insulza pidiera a Venezuela que autorizara la visita de la CIDH e invitó a los jóvenes estudiantes a viajar a Washington para reunirse con los responsables de los dos entes, algo que ocurrió el viernes pasado.

Tras la audiencia de este lunes, Rivas y la comitiva estudiantil se acercaron a Saltrón e intercambiaron unas palabras, no ausentes de tensión,

En declaraciones a los medios de comunicación, Rivas señaló que quisieron explicar al representante del Gobierno venezolano su situación, dado que el Estado "no tiene clara la realidad" del país.

El Gobierno del presidente Hugo Chávez "es un violador de los derechos humanos", sentenció el joven estudiante que, tras 22 días encarcelado en una cárcel de máxima seguridad, logró la libertad.

Rivas, quien estuvo durante 15 días incomunicado, según denunció, se quejó además de las condiciones en las prisiones venezolanas y explicó que se han presentado en la CIDH para "quitar la máscara de buen Gobierno" al Ejecutivo de su país

No hay comentarios:

Publicar un comentario