miércoles, 16 de diciembre de 2009

Trata de personas es la esclavitud del Siglo XXI

La trata de personas es una de las industrias más rentables, pues es una forma nueva de esclavitud, comparable con el narcotráfico y que lastima la dignidad de las personas, señaló el ombudsman nacional, Raúl Plascencia Villanueva.

El presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) indicó que esa actividad no sólo implica privar de su libertad a una persona y someterla a explotación laboral o sexual, sino destruirle su proyecto de vida.

"A pesar de que hemos avanzado como sociedad, aún falta mucho camino por recorrer y en la lucha en favor de los derechos humanos no es válido ningún tipo de discriminación o el aislamiento de algún sector de la población", puntualizó.

Plascencia Villanueva manifestó en un comunicado que la causa por el respeto de los derechos humanos es tarea de todos como sociedad y no de individuos en lo particular, por lo que demandó el compromiso de todos en la defensa de las garantías individuales.

Destacó además que la CNDH y en general las instituciones nacionales de Derechos Humanos son actores e interlocutores viables y valiosos para asumir este papel, que difícilmente podrá llevarse a cabo sin la intervención y el concurso de todos los sectores sociales del país.

Expuso que el organismo a su cargo es autónomo e independiente y que tiene su propia historia institucional, producto de un movimiento internacional en favor del establecimiento y fortalecimiento de la autonomía de instituciones públicas de derechos humanos.

El ombudsman nacional recordó que la CNDH es miembro de la Red de Instituciones Nacionales del Continente Americano, de la Federación Iberoamericana de Ombudsman, del Instituto Internacional de Ombudsman y del Comité Internacional de Coordinación de Instituciones Nacionales.

Con estas instituciones, explicó, se intercambian experiencias, se dialoga respetuosamente y se trabaja en temas de gran importancia como el fenómeno migratorio y la trata de personas, que es la nueva forma de esclavitud

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada