martes, 26 de enero de 2010

Informe Honduras en derechos humanos

Un informe sobre la situación en Honduras publicado hoy denuncia numerosos casos de asesinatos, torturas, represión y detenciones ilegales cometidos por el régimen de facto desde el golpe de Estado del 28 de junio.

"Como consecuencia del uso desproporcionado de la fuerza por parte de las fuerzas de seguridad para reprimir manifestaciones, se produjo la muerte de al menos siete personas", señala el documento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La CIDH expresa su preocupación por la falta de avance de las investigaciones para identificar y sancionar a los responsables de estos crímenes.

El régimen golpista y la Corte Suprema de Justicia niegan de manera sistemática la existencia de las violaciones, lo cual se traduce en una situación de inactividad y tolerancia que facilita la repetición de estos hechos de manera impune, señala la comisión.

El texto, titulado Honduras: Derechos Humanos y Golpe de Estado, condena la declaración arbitraria del estado de excepción, la criminalización de la protesta social y los tratos crueles, inhumanos y degradantes contra los manifestantes.

En sus conclusiones, la CIDH afirma que las agresiones tuvieron un impacto mayor en las mujeres, quienes en muchos casos fueron objeto de violencia sexual.

Asimismo, otros grupos como los garífunas, los homosexuales y los extranjeros fueron víctimas de prácticas discriminatorias.

Estas violaciones humanitarias son consecuencia de la ruptura del orden constitucional, señala el informe, y advierte que el retorno a la institucionalidad es necesario para la protección y respeto a las garantías de todos los habitantes de este país.

Hace casi siete meses militares encapuchados, en contubernio con la oligarquía, secuestraron al presidente Manuel Zelaya y lo llevaron a la fuerza a Costa Rica.

Después de dos intentos infructuosos por regresar al país, Zelaya logró retornar el 21 de septiembre y desde entonces se encuentra en la embajada de Brasil.

En un artículo publicado hoy el diario Tiempo advierte que el presidente electo en las elecciones espurias del 29 de noviembre, Porfirio Lobo, pretende eludir las investigaciones de lo sucedido en este lapso con una amnistía general.

Sin embargo, esta deuda pendiente de la justicia sobre lo acontecido durante el régimen de facto será objeto de un tratamiento judicial en la Corte Penal Internacional, afirma el periódico

No hay comentarios:

Publicar un comentario