martes, 9 de febrero de 2010

En Arabia Saudita derechos humanos pide divorcio de niña

La Comisión de Derechos Humanos de Arabia Saudí ha contratado un abogado para ayudar a una niña de 12 años a divorciarse de su marido de 80, después de que la madre de la pequeña, que había presentado una demanda de divorcio en nombre de la misma la retirara. Además, este organismo trabaja para que en el reino se apruebe una ley que prohíba los matrimonios de menores.

La pequeña, que reside en Buraidah, una localidad conservadora próxima a Riad, se casó con un primo de su padre a finales del año pasado a cambio de una dote de 85.000 riyals (16.250 euros), según relató a Reuters su abogado, Sultan bin Zahim, que aclaró que la madre de la niña retiró la demanda de divorcio que había presentado en nombre de la pequeña sin dar ninguna razón la semana pasada tras la segunda audiencia judicial.

Ante este hecho, la Comisión de Derechos Humanos "se implicó en este caso por que una cuestión de derechos públicos (...) este caso sigue siendo válido después de que la madre se retiró", indicó Bin Zahim. Esta es la primera vez que la Comisión interviene en un caso de un matrimonio de una menor en el reino, algo que hasta ahora era visto como un "asunto de familia" y fuera de las competencias de este órgano.

"Este caso es una inversión para impulsar una ley" sobre los matrimonios de menores, subrayó la activista Wajiha al Huweider. "Necesitamos influir en la opinión pública y creemos que Arabia Saudí emitirá una ley que impida los matrimonios de menores muy pronto", añadió.

Por su parte, Zuhair al Harthi, miembro del Consejo de la Shura, señaló que un comité gubernamental está estudiando un proyecto de ley para prohibir los matrimonios de menores, pero los activistas de Derechos Humanos temen que todavía se tardará tiempo en aprobar esta ley.

"Llevará tiempo aprobar esta ley ya que hay aspectos sociales, religiosos y culturales" a tener en cuenta, reconoció el presidente de la Sociedad Nacional para los Derechos Humanos en Arabia Saudí, Mufleh al Qahtani.

Segun Al Harthi, un modo de abordar este asunto de forma más rápida sería que el Gobierno prohibiera a los notarios que celebraran matrimonios de niñas menores de 18 años, lo que supondría una intervención administrativa más que a nivel legal.

El abogado de la pequeña espera que el juez que lleva el caso se pronuncie en breve. "Esperamos que en días el juez tenga en cuenta nuestra objeción y apruebe el divorcio, o este caso será llevado ante jueces superiores al Tribunal de Apelación", aclaró

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada