lunes, 1 de marzo de 2010

Muerte de Orlando Zapata no gusto a Europa

El fallecimiento la semana pasada, tras una larga huelga de hambre, del prisionero cubano Orlando Zapata puede constituir "un revés" para los esfuerzos de apertura a Cuba, estimó el presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, en una entrevista publicada el lunes en Alemania.
"Esto puede constituir un revés", declaró Zapatero al diario alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung (FAZ).
"Espero que el gobierno cubano saque las buenas conclusiones", añadió.
Orlando Zapata, de 42 años, falleció tras una larga huelga de hambre en protesta contra sus condiciones de detención.
Su deceso cae en muy mal momento para el gobierno socialista español, que quiere aprovechar su presidencia de turno de la Unión Europea (UE) para extender a escala europea su política de distensión con el régimen castrista.
Zapatero, cuya política respecto a Cuba no suscita unanimidad, ha sido muy criticado en España por haber tardado en reaccionar a la muerte de Zapata.
"Era un asunto grave", declaró Zapatero al diario alemán.
"Debemos mantener dos principios: exigir por un lado la liberación de los prisioneros políticos y por otro lado, progresos en los derechos humanos", señaló Zapatero con relación a Cuba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada