jueves, 4 de marzo de 2010

ONU denuncia los "crímenes de honor" contra las mujeres

La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, denunció el jueves las violencias domésticas y los alrededor de 5.000 asesinatos de mujeres cometidos cada año "en nombre de la protección del 'honor' de la familia".
"En nombre de la protección del 'honor' de la familia, mujeres y jóvenes mueren por bala, lapidadas, quemadas, enterradas vivas, estranguladas, asfixiadas y apuñaladas a un ritmo espantoso", enumeró Pillay en un comunicado en ocasión de la próxima celebración del Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo.
"La mayoría de los 5.000 crímenes de honor repertoriados cada año en el mundo no se publican en las primeras planas de los diarios, no más que las innumerables violencias infligidas a las mujeres y a las niñas por sus maridos, padres, hijos, hermanos, tíos u otros hombres -e incluso a veces otras mujeres- miembros de su familia", constató.
Las razones avanzadas para estos crímenes van desde la violación de las normas familiares o comunitarias en materia de conducta sexual hasta el rechazo de un casamiento forzado pasando por los pedidos de divorcio o las reclamaciones de herencia, explicó la Alta Comisionada.
En algunos países, la legislación protege a los autores de estos crímenes, que "pueden incluso ser tratados con admiración", se indignó Pillay, que también denunció las violencias hechas a las mujeres en el seno de la familia.
"Se estima que en el mundo una de cada tres mujeres fue golpeada, violada o víctima de otro tipo de abusos durante su vida. Estas violencias son cometidas la mayoría de las veces en el seno de la familia", subrayó.
Si "la principal razón citada por las mujeres (víctimas) para explicar por qué no renuncian a una relación violenta es la ausencia de autonomía financiera (...), la violencia doméstica también está en alza en los países en donde las mujeres alcanzaron un alto grado de independencia económica", según Pillay.
"Conocemos casos de mujeres de negocios brillantes, parlamentarias, abogadas, médicas, periodistas o universitarias que tienen una doble vida: aplaudidas en público, son víctimas de abusos en su vida privada", explicó la Alta Comisionada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario