lunes, 8 de marzo de 2010

UE pidio mayor compromiso a Marruecos

La Unión Europea (UE) pidió este domingo a Marruecos "avances" en el respeto de los derechos humanos, incluyendo en Sáhara Occidental, donde se refirió especialmente a los defensores, durante la primera cumbre entre ambos, celebrada en Granada (sur de España).

El presidente permanente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, manifestó su "voluntad de ver más avances en el respeto de las libertades fundamentales y los derechos humanos" en Marruecos, durante una conferencia de prensa al término de la cumbre.

Además espera "ver mejoras en la situación de los derechos humanos" en Sáhara Occidental, especialmente en la "situación de los defensores" de derechos.

Se trata, según Van Rompuy, de "una señal clara y sin equívocos por parte de la UE" a Marruecos durante su primera cumbre con el bloque, celebrada en virtud del llamado "estatuto avanzado" concedido por los europeos al país árabe en 2008 en el marco de la política de "vecindad" europea, por la que la Unión quiere establecer una relación privilegiada con los países vecinos geográficamente.

Fuentes europeas explicaron que en su primera cumbre con un país tercero como presidente europeo, Van Rompuy quiso manifestar esencialmente en este encuentro la "preocupación de la UE por el tema de los derechos humanos y la situación del Sáhara".

La UE transmite este mensaje después de que en noviembre la activista saharaui Aminatou Haidar cumplió un mes en huelga de hambre en España tras ser expulsada del Sáhara, donde vive, por las autoridades marroquíes, y para reclamar que le dejaran regresar, a lo que finalmente cedió Rabat.

Antes de la cumbre, varias organizaciones defensoras de derechos alertaron de la situación en Marruecos y en el Sáhara Occidental.

Amnistía Internacional denunció la "creciente intolerancia" contra defensores saharauis de derechos humanos e independentistas, y Reporteros sin Fronteras señaló el "importante deterioro de la libertad de prensa en Marruecos en los últimos meses".
El presidente europeo recordó además que la Unión apoya "los esfuerzos de Naciones Unidas para encontrar una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable" en el Sáhara Occidental, ex colonia española hasta 1975, cuando fue ocupada por Marruecos.

El Frente Polisario saharaui defiende la celebración de un referéndum de autodeterminación del territorio y las negociaciones que auspicia la ONU entre marroquíes y saharauis, en las que participan Argelia y Mauritania, se retomaron recientemente.

Van Rompuy recordó que la cuestión del Sáhara "compromete a muchos europeos" y que la UE "seguirá siendo activa en los aspectos humanitarios del conflicto", es decir, con la ayuda a los campos de refugiados saharauis, en Argelia.

A este respecto, el rey de Marruecos, Mohammed VI, en un mensaje leído por la delegación marroquí durante la cumbre, hizo un llamamiento a buscar una solución al problema del Sáhara Occidental, que calificó de "diferendo artificial", con base en la propuesta marroquí de dar a esta zona una amplia autonomía, sin renunciar a su soberanía.

El primer ministro marroquí, Abas El Fasi, declaró que la ONU, que defendía la elaboración de un censo previo a un referéndum, "ya no tiene un plan" para solucionar el conflicto, y que el único sobre la mesa hoy es el marroquí.

Además dijo estar "orgulloso" de la situación en el Sáhara y arremetió contra Argelia por la situación "inhumana" en los campos de refugiados y porque "le viene bien que no haya ni guerra ni paz".

La primera cumbre euromarroquí, que pretendía ser un "gesto político" para materializar la "relación de buena vecindad con Marruecos", según fuentes europeas, movilizó al movimiento independentista saharaui, que organizó en Granada una cumbre de dos días en la que participó Haidar.

Asimismo se convocaron manifestaciones prosaharauis y promarroquíes y también de agricultores españoles en contra de un reciente acuerdo euromarroquí para liberalizar el sector.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada