sábado, 3 de abril de 2010

CNDH emire recomendacion al IMSS

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos emitió una recomendación, dirigida al Director General del IMSS, Daniel Karam Toumeh, por el caso de un derechohabiente a quien se negó la práctica de una cirugía de urgencia por falta de cirujano. Consecuencia de ello falleció tres horas después.

En su recomendación 9/2010, la CNDH expresa que el el quejoso indicó que a las 12:46 horas del 7 de abril de 2009 su hijo ingresó al área de urgencias del Hospital Regional Número 1, en Culiacán, Sinaloa, por heridas de arma de fuego en el brazo derecho y tórax, donde le tomaron una radiografía pero no lo pasaron a quirófano.

Lo canalizaron con suero y una manguera de oxígeno, sin prestarle los primeros auxilios, situación que provocó que perdiera la vida a las 15:46 horas.

Del análisis de las evidencias que se allegó personal de este Organismo nacional, se acreditaron violaciones a los derechos a la protección de la salud, por la inadecuada prestación del servicio médico en que incurrieron servidores públicos adscritos a dicho hospital.

La Coordinación de Servicios Periciales de la CNDH estableció que el agraviado fue valorado por un médico tratante que omitió inspeccionar el estado físico completo, no determinó la extensión y gravedad de las lesiones, ni detectó la afectación de órganos vitales adyacentes dañados por la onda de choque del proyectil.

Debido a las omisiones, no se realizó la cirugía para evitar el sangrado, la separación de tejidos para su drenaje, cierre y resección de los cartílagos dañados por el proyectil.

La dilación de más de hora y media en la valoración quirúrgica en un hospital que posee la infraestructura y el personal para este tipo emergencias, evidencia una actitud injustificable que originó que el agraviado presentara de manera súbita dificultad respiratoria y abundante sangrado por nariz y boca.

También se encontraron irregularidades en el manejo del expediente clínico, pues carecía de fecha y hora del servicio, signos vitales del paciente, motivo de consulta, exploración física, diagnóstico, tratamiento y pronóstico.

En su recomendación solicita la indemnización a los familiares del afectado, por la responsabilidad institucional en que incurrieron los médicos tratantes.

Además, diseñar e impartir un programa integral de capacitación y formación en materia de derechos humanos, particularmente en el contenido, manejo y observancia de la Norma Oficial Mexicana en materia de salud, para que la actuación del personal garantice la aplicación de protocolos de intervención precisos.

De igual manera, colaborar con la CNDH en el trámite de la queja a interponerse ante el Órgano Interno de Control de ese instituto en contra de los médicos tratantes, así como en las investigaciones derivadas de la denuncia que se presente ante la Procuraduría General de la República.

Finalmente, instruir que en todos los hospitales del IMSS se tomen las medidas para que haya el personal suficiente y capacitado para atender las urgencias médicas que se presenten en cualquier momento, con el propósito de evitar irregularidades como las señaladas en este caso

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada