viernes, 14 de mayo de 2010

417 muertos en la frontera entre Mexico y EU

El número de personas que murieron cuando trataban de cruzar ilegalmente la frontera entre México y Estados Unidos aumentó a 417 el año pasado, de acuerdo con estadísticas de la Patrulla Fronteriza, reveladas el jueves.
La cifra representa un aumento respecto de los 390 fallecimientos registrados en el 2008, y es el primer incremento en cuatro años. El número subió pese a un descenso sostenido en el número de detenciones en la frontera.
Las detenciones totalizaron 538.000 el año pasado, por debajo de las 705.022 realizadas en el año inmediato anterior.
La Fundación Nacional para la Política Estadounidense reportó las estadísticas de la Patrulla Fronteriza. La Fundación está a favor de que se expidan más visas para que la gente ingrese legalmente a Estados Unidos.
Se cree que una falta de empleos en Estados Unidos y una aplicación más estricta de la ley son los motivos de una baja sostenida en la cifra de aprehensiones.
En octubre pasado, la Patrulla Fronteriza había reportado 378 muertes para los 11 meses del año fiscal 2009 y advirtió que la cifra final para el año completo probablemente sería mayor.
La fortificación de la frontera de casi 3.200 kilómetros (2.000 millas) ha obligado a los migrantes a ingresar a Estados Unidos por áreas con terreno más agreste, lo que ha vuelto más peligroso cruzar la frontera ilegalmente. Entre los fallecimientos que ocurren cada año se encuentran hombres, mujeres y niños.
Stuart Anderson, director ejecutivo de la fundación, señaló que las muertes reflejan políticas deficientes de aplicación de la ley, que no proporcionan a los migrantes oportunidades suficientes para ingresar al país legalmente.
Anderson no está seguro si el incremento está relacionado con el aumento de la violencia en México por el narcotráfico. La Patrulla Fronteriza estaba analizando sus propios datos para determinar si la violencia relacionada con la droga tuvo un efecto en las cifras.
La Patrulla Fronteriza rescata regularmente a migrantes afectados por el calor abrasador; que son arrastrados por la corriente del río que sirve como frontera internacional o que sufren ataques de pandillas o de animales salvajes.
La Patrulla Fronteriza rescató el año pasado 1.277 personas cerca de la frontera suroeste, reportó la fundación

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada