lunes, 10 de mayo de 2010

Bajo desarrollo social podria truncarles la vida

Decenas de miles de niños y niñas con padres que, en algunos casos, hace 10 años que no trabajan, no adquieren el concepto de trabajo asalariado y consideran "normal" ser pobres y depender de una magra asistencia social

"Es una tendencia alarmante que contribuye a perpetuar el ciclo vicioso de desempleo y pobreza. La sociedad civil y el gobierno deben atender el problema", dijo a IPS Monika Cambalikova, socióloga de la Academia de Ciencias Eslovaca, de Bratislava.

Europa oriental tiene los índices de desempleo más altos de Occidente. Los últimos pronósticos indican que 20 por ciento de la población económicamente activa no trabajará este año en Letonia, 14 por ciento en Eslovaquia y 10 por ciento en Hungría y Rumania.

Hay grandes bolsones de población donde el desempleo alcanza a 90 por ciento de la población económicamente activa, señalan economistas.

Los trabajadores no calificados con pocos estudios y sin posibilidades de acceder a una mejor educación o capacitación por su situación económica no pueden ingresar al mercado de trabajo.

"Hay niños y niñas que crecen sin ver a sus padres levantarse de mañana, ir al trabajo y ganar un salario", señaló Cambalikova. "El estilo de vida que conocen es depender de la asistencia social", apuntó.

"Llega un momento en que los menores no desprecian más la situación y pasa a ser algo normal y aceptado. Pierden la voluntad o el deseo de que las cosas sean diferentes, y lo aceptan como una estrategia para sobrevivir. Pierden toda ambición y motivaciones para vivir y trabajar", añadió.

A partir de cierta edad es difícil romper el círculo de pobreza en el que están porque no pueden conseguir trabajo, explicó Peter Havlik, subdirector del Instituto Internacional de Estudios Económicos.

"El papel de la familia para inculcar inclinación al trabajo de niños y niñas es extremadamente importante. A los menores les costará más conseguir trabajo", añadió.

El prolongado desempleo que lleva a una familia a la pobreza y aumenta 15 por ciento el riesgo de bajo rendimiento escolar puede afectar de manera significativa la memoria a corto plazo y tener consecuencias devastadoras sobre la motivación en la escuela y en la vida, según un estudio divulgado en abril por el no gubernamental Centro sobre Familias Contemporáneas, de Estados Unidos.

Los menores también tienen más posibilidades de presentar comportamientos problemáticos. Los niños y niñas que empobrecen durante una recesión tienen tres posibilidades más que los otros de ser adultos pobres.

El problema es muy serio para una de las etnias más desfavorecidas y pobres de Europa, los romaníes, una de las minorías más grandes. En algunas comunidades de los también llamados gitanos, el desempleo alcanza 90 por ciento de la población económicamente activa, según especialistas.

Los romaníes denuncian discriminación laboral. La escasa escolarización hace que no haya muchos trabajadores capacitados.

Pero "no se trata de un problema étnico y ocurre en otros sectores sociales. El desempleo supone una mayor amenaza para el futuro pues se puede propagar y amenaza con ampliar la brecha entre ricos y pobres", señaló Cambalikova.

"El problema no es sólo en Eslovaquia, sino que afecta a las familias y a las comunidades pobres de otros lugares", apuntó.

El gobierno debe tomar medidas especiales para facilitar el acceso a la educación de menores de familias pobres, añadió Cambalikova.

Pero no hay soluciones rápidas, señaló Havlik.

"En los países con altos índices de desempleo, como en la región de los Balcanes, hay personas que no trabajan desde hace años", indicó.

"El problema es que la situación se prolonga desde hace años, es sistemático y el desempleo de largo plazo se acepta de cierta forma, lo que en sí mismo es un grave problema social", añadió.

"No hay una solución simple. Se pueden crear políticas para impulsar el crecimiento económico, pero con la crisis actual sería muy difícil llevarlas a la práctica", sostuvo

No hay comentarios:

Publicar un comentario