jueves, 20 de mayo de 2010

Se pide vean por mujeres secuestradas en Oaxaca

Integrantes de la Comisión Diocesana de Justicia y Paz de la Arquidiócesis de Oaxaca y del Centro Regional de Derechos Humanos Bartolomé Carrasco Briseño (BARCA) exigieron la mañana de este domingo la presencia inmediata de la Comisión de Derechos Humanos (CNDH) en el municipio autónomo de San Juan Copala donde ayer sábado fueron secuestradas seis mujeres, tres niñas, dos niños y un bebé , presuntamente por militantes de la Unidad de Bienestar Social (UBISORT).
Los representantes de la Comisión Diocesana y de Barca, presbítero Wilfrido Mayrén Pelaez y Nora Martínez, respectivamente, explicaron que es urgente que la CNDH inicie la documentación de las "graves violaciones a los derechos humanos que viven en el municipio de San Juan Copala", localizado a unos 300 kilómetros al poniente de esta ciudad.

Estos hechos se registran a 19 días de la emboscada en contra de los integrantes de la caravana por la paz, en el que participaban activistas de derechos humanos y profesores de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) con saldo de dos personas muertas, el finlandés Jyri Jaakkoola y la mexicana Beatriz Cariño Trujillo y cuatro lesionados, uno de ellos el periodista Noe Cilia.

El vocero de Derechos Humanos del municipio de San Juan Copala Jorge Albino Ortíz, dijo que entre las mujeres desaparecidas se encuentran la secretaria municipal del municipio autónomo Joaquina Velasco Aguilera y la esposa del ex presidente municipal de San Juan Copala Isabel Bautista Ramírez y tres de sus hijos, quienes pertenecen al Movimiento Unificador de Lucha Triqui Independiente (MULTI).

Las otras mujeres secuestradas son: Felipa de Jesús Suárez, Martimiana Aguilera, Marcelina Ramírez, Lorena Merino Martínez, así como las niñas Leticia Velasco Aguilera, Josefa Ramírez Bautista y Rosario Velasco Allende, así como dos niños de cuatro años de edad y uno más de un año de edad.

De acuerdo a información de Albino Ortiz y de los representantes de la Comisión Diocesana y BARCA, las mujeres salieron de San Juan Copala desde el pasado jueves con la finalidad de abastecerse de víveres en el municipio de Santiago Juxtlahuaca, una de las zonas comerciales cercanas a ese poblado y regresarían el viernes por la tarde.

Sin embargo, el viernes un grupo de hombres armados presuntamente encabezados por Rufino Juárez, uno de los líderes de la UBISORT secuestró a Margarita López y Susana Martínez, quienes lograron escapar de sus captores y fue entonces cuando solicitaron la ayuda de la Secretaría General de Gobierno para poder ser escoltadas hasta San Juan Copala.

La ayuda se les dio, pero para llegar a Yoxoyuxi, comunidad que simpatiza con el MULTI y que se encuentra sobre la carretera federal, por lo que "hasta ahí no hay problema, el asunto es que ellas tuvieron que pasar a pie por La Sabana -territorio de la UBISORT-y fue cuando las secuestraron", dijo Albino Ortíz, de acuerdo a testimonios de mujeres que lograron correr de sus agresores.

La Sabana es gobernada por la UBISORT y fue donde el pasado 27 de abril se registró la emboscada en contra de la Caravana por la Paz.

Ante esta situación Barca, la Comisión Diocesana y habitantes de San Juan Copala exigen las organizaciones internacionales de derechos humanos promover la visita del Relator de Pueblos Indígenas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a la región triqui para exigir al gobierno mexicano el cumplimiento a los tratados internacionales en materia y que han sido ratificados por México.

San Juan Copala es una comunidad que está sitiada desde diciembre pasado por militantes de la UBISORT, dijo Jorge Albino Ortíz, situación por la que unos 300 estudiantes no tienen clases y es posible que pierdan el ciclo escolar, pues no existen garantías para que los profesores lleguen a las aulas.

El MULTI y la UBISORT son dos organizaciones que se disputan el poder municipal de San Juan Copala lo que de enero a la fecha ha tenido como saldo al menos diez personas muertas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada