domingo, 20 de junio de 2010

CPI no va contra lideres africanos

La primera mujer africana en ganar el premio Nobel de la Paz, Wangari Maathai, participa en la conferencia de revisión del Estatuto de Roma, que creó la Corte Penal Internacional, para demostrar su apoyo a la labor del tribunal.

Wangari Maathai es conocida en el mundo por su permanente lucha por la democracia, los derechos humanos y la conservación ambiental.

La conferencia de la CPI, con sede en La Haya, comenzó el 31 de mayo y terminará este viernes.

Es la única esperanza de que haya justicia en África y en otras partes del mundo, dijo en entrevista con IPS la fundadora del Green Belt Movement (movimiento cinturón verde), dedicado a frenar las consecuencias de la deforestación y la desertificación.

IPS: ¿Por qué participa en esta conferencia de la CPI?

WANGARI MAATHAI: Vine a expresar mi apoyo al tribunal, en especial porque hay quienes sostienen que no es bueno para África y que los gobiernos no deberían apoyarlo porque se ensaña con este continente.

Sé que la mayoría de los africanos apoya a la CPI porque son víctimas de los conflictos. Los que no la apoyan son autoridades responsables de crímenes contra la humanidad.

Además, en los enfrentamientos, las mujeres son usadas y castigadas. Son las que terminan en campamentos de refugiados y que pierden a sus esposos e hijos.

Lo peor es la violación como arma de guerra. Queremos que se penalice el delito y que se castigue a los responsables.

IPS: ¿Por qué se acusa a la CPI de ensañarse con África?

WM: Es una excusa. El mandato de la CPI juzga a personas acusadas de cometer crímenes contra la humanidad y le permite actuar en países donde la justicia no puede hacerlo por distintos motivos.

En Kenia no pudimos manejar la situación. El caso de Sudán terminó en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas por los crímenes en la occidental provincia de Darfur. Uganda, República Democrática del Congo y Sierra Leona recurrieron a la CPI porque no pudieron hacer impartir justicia.

No es que se ensañe con África. Esa percepción es quizá un reflejo de que hay muchos conflictos y una gran violación de derechos humanos y que los gobiernos no pueden manejar la situación.

África debe aprender a manejar sus asuntos con honestidad y justicia. Los verdaderos líderes africanos no deben temer a la CPI.

IPS: ¿Cuál es su opinión sobre la actuación del tribunal en Kenia?

WM: La CPI intervino porque los keniatas no pudimos crear un tribunal que castigará a los culpables. Es verdad que sólo podrá sancionar a unos pocos, los más comprometidos.

Pero otras miles personas que participaron en matanzas, robos y desplazamientos de compatriotas tendrán que ser juzgadas por un tribunal de Kenia. En cierta forma complementamos el trabajo de la CPI y, en otras, colaboramos con ella.

IPS: La CPI ha sido criticada por no ser efectiva y por decepcionar a las víctimas. ¿Cuál es su opinión al respecto?

WM: Es importante que los africanos entiendan que la CPI no es la panacea y que no solucionará todos nuestros problemas. Es una gran iniciativa y logró crear un puente que no existía, que permite el ingreso de la justicia a un país y detener ciudadanos imputados sin interferencia de los gobiernos.

No hay que imaginar que es fácil. Tenemos que nutrir la esperanza que nos da la CPI porque es lo único que tenemos por ahora. Después de que algunos de los responsables estén detenidos, los próximos que pretendan librar una guerra, lo pensarán dos veces.

IPS: Usted sostiene que la CPI fortalece los sistemas de justicia de las naciones. ¿Tiene pruebas de ello?

WM: Kenia es un muy buen ejemplo. Hay que enmendar algunos aspectos de la CPI para que sea capaz de castigar a los miles de personas que cometieron crímenes después de las elecciones. Eso nos ayuda a mejorar nuestro sistema de justicia.

Al enmendar los Estatutos de Roma se eleva el límite de los que es tolerable, incluso en el ámbito nacional.

IPS: ¿Qué relación existe entre conflicto, mujeres y ambiente?

WM: Cuando los hombres luchan por el poder suelen hacerlo por el control de los recursos. Es muy importante que podamos manejarlos de forma responsable.

Si no lo hacemos habrá menos recursos y mayor posibilidad de conflictos, en especial a medida que crece la población.

Siempre que hay un conflicto, las mujeres son las principales víctimas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada