domingo, 13 de junio de 2010

El caucaso y sus problemas

El representante de la Unión Europea (UE) en la decimoprimera ronda de discusiones sobre el conflicto de Osetia del Sur entre Rusia y Georgia, Pierre Morel, dijo hoy aquí que la situación en la región “sigue siendo difícil y peligrosa”.

Afirmó que debido a los trágicos acontecimientos en Gali, las discusiones realizadas este martes en Ginebra son tensas, aunque éstas representan un papel clave en la estabilización de la región.

Morel señaló que las partes reconocieron “la necesidad de evitar mayor desestabilización en la zona y el incremento de las tensiones en el Cáucaso”.

A principios de este mes dos personas murieron y dos resultaron heridas en el distrito de Gali en la región independentista georgiana de Abjasia, cuyo gobierno responsabilizó a tropas georgianas de los hechos.

Morel anunció en rueda de prensa que, dada la situación, los participantes acordaron que el Mecanismo de Prevención y Solución de Incidentes se reunirá en Gali la próxima semana para examinar la situación en el terreno.

Asimismo, Morel señaló que los participantes esperan el resultado de una investigación realizada por el Consejo de Europa sobre desapariciones de presos y civiles en la zona del conflicto.

Por su parte el viceministro de Asuntos Exteriores de la Federación Rusa, Grigory Karasin, dijo a la prensa que las muertes en Gali son “un síntoma extremadamente alarmante” y agregó que en la zona de conflicto “no todo está arreglado”.

Karasin calificó de “inhumana y cínica” la postura de las autoridades georgianas, pues consideró que han sembrado el miedo entre los habitantes de la zona, lo que es “muy peligroso”.

Finalmente el viceministro de Exteriores de Georgia, Giorgi Bokeria, dijo que la “turbulencia” fue lo que caracterizó las discusiones de este martes.

En un encuentro con la prensa, Bokeria calificó de “poco constructiva” la actitud de algunos miembros de la delegación rusa, lo que resulta “extremadamente lamentable”.

Denunció que en la línea fronteriza continúan los actos de violencia y llamó a que sean respetados los acuerdos firmados, en los que tanto Rusia y Georgia se comprometieron a evitar el uso de la fuerza. La próxima ronda de discusiones en Ginebra tendrá lugar el 27 de julio próximo

No hay comentarios:

Publicar un comentario