sábado, 11 de septiembre de 2010

Dentrod e las metas del milenio, agua y saneamiento

Del 20 al 22 de este mes la ONU deberá responder en la Cumbre Mundial sobre los Objetivos de Desarrollo para el Milenio a las acusaciones de estar marginando las exigencias en las metas sobre acceso al agua y el saneamiento.

El agua no ha recibido la atención que requiere en el proyecto de documento final a adoptar en la reunión de la ONU (Organización de las Naciones Unidas), dijo a IPS el director ejecutivo del Instituto Internacional del Agua de Estocolmo, Anders Berntell.

También destacó que el buen manejo de los recursos hídricos y la provisión de agua potable y saneamiento son requisitos fundamentales para cumplir los diferentes Objetivos del Milenio, entre ellos la reducción a la mitad de la proporción de personas que padecen indigencia y hambre para el año 2015.

"Sin agua, nunca podremos combatir el hambre. Sin retretes en las escuelas, las niñas continuarán desertando antes de finalizar su educación. Y sin un saneamiento adecuado, las enfermedades continuarán propagándose, lo que aumentará la mortalidad infantil y la mala salud materna", explicó.

En los hospitales hay demasiadas camas ocupadas por personas que padecen enfermedades originadas en la mala calidad del agua, agregó.

"Por lo tanto el agua debería reconocerse como uno de los temas más importantes a abordar en la cumbre, reconociendo que se necesita con urgencia aumentar el financiamiento en todos los planos de nuestra sociedad", dijo Berntell, cuyo Instituto será sede de la Semana Mundial del Agua, del 5 al 11 de este mes en Estocolmo.

Se espera que a este acontecimiento, que este año celebra su vigésimo aniversario, concurran más de 2.500 expertos, profesionales, políticos y empresarios, que debatirán sobre la crisis hídrica mundial.

Esta crisis es mayor que la causada por el VIH/sida (síndrome de inmunodeficiencia adquirida), el paludismo, los tsunamis y los terremotos, "y por todas las guerras juntas en un año dado", advirtió Aaron Wolf, director del programa sobre Manejo y Transformación de Conflictos Hídricos en la Oregon State University.

El alivio de la pobreza es una estrategia explícita para hacer frente a las inseguridades del mundo, dijo Wolf en una conferencia de prensa en la ONU.

En ese sentido, el agua fue "una explícita preocupación en materia de seguridad".

Según la ONU, unos 800 millones de personas en todo el mundo carecen de acceso al agua potable, mientras que 2.500 millones no cuentan con un adecuado saneamiento.

Serena O’Sullivan, de la organización End Water Poverty, con sede en Londres, dijo a IPS que la comunidad internacional necesita hacer más y mejor para cumplir los Objetivos del Milenio. Esto incluye invertir en saneamiento, como parte de un enfoque exhsutivo para combatir la pobreza, el hambre y las enfermedades.

El saneamiento en particular ha sido absolutamente desatendido por la comunidad internacional y el proceso de los Objetivos del Milenio.

"La cumbre de la ONU brinda una oportunidad única de actuar, y End Water Poverty estará allí para garantizar que nuestros mensajes sean oídos", dijo O’Sullivan.

"Hemos trabajado con otras redes mundiales para elaborar un informe político clave --‘Breaking Barriers’ ("Rompiendo barreras")--, que llama a adoptar un nuevo enfoque en el abordaje de los Objetivos del Milenio", señaló.

"Si queremos erradicar la pobreza, simplemente no podemos ignorar la pobreza de agua y saneamiento", agregó.

Las evidencias hablan por sí mismas. Los países más pobres pierden cinco por ciento de su producto interno bruto por culpa de la crisis, mientras la población pierde tiempo recolectando agua o padeciendo enfermedades como la diarrea, lo que le impide ir a trabajar o a estudiar. Esto también sobrecarga los frágiles sistemas de salud.

En África subsahariana, la mitad de todas las camas de hospitales están ocupadas por personas que se enfermaron por la mala calidad del agua y el saneamiento.

"El acceso a agua limpia y a un saneamiento adecuado es un requisito para sacar a la gente de la pobreza", dijo en marzo la vicesecretaria general de la ONU Asha-Rose Migiro, en el Diálogo Interactivo de Alto Nivel sobre el Agua.

También destacó que siete de cada 10 personas sin un saneamiento apropiado viven en áreas rurales.

Pero la cantidad de habitantes de áreas urbanas que carecen de esas instalaciones aumenta junto con las poblaciones de las ciudades.

"Aunque 1.300 millones de personas han logrado acceder a un mejor saneamiento desde 1990", es probable que al mundo le falte cubrir a 1.000 millones de personas para cumplir el Objetivo del Milenio sobre saneamiento, sostuvo Migiro.

Esos Objetivos, definidos en 2000 por la Asamblea General de la ONU, incluyen reducir a la mitad la proporción de personas que padecen pobreza y hambre (en relación a 1990), garantizar la educación primaria universal, promover la igualdad de género y reducir la mortalidad infantil y la materna.

Y también combatir el sida, el paludismo y otras enfermedades, asegurar la sustentabilidad ambiental y fomentar una asociación mundial para el desarrollo, todo esto con 2015 como fecha límite.

Pero su cumplimiento se ha visto obstaculizado por varios factores, entre ellos las crisis financiera y alimentaria, el impacto del cambio climático y la reducción de la asistencia al desarrollo por parte de los donantes de Occidente.

Se espera que la inminente cumbre evalúe los éxitos y fracasos en el logro de esas metas y también busque medios para acelerar su progreso en los próximos cinco años

No hay comentarios:

Publicar un comentario