viernes, 3 de septiembre de 2010

Eso del matrimonio precoz en India

Rathna entró en un estado de frenesí tras dar a luz a su segundo hijo y debió ser trasladada a un hospital de este pueblo del meridional estado indio de Tamil Nadu. El diagnóstico: un desorden psiquiátrico que suelen padecer las madres adolescentes.

Rathna tenía 16 años cuando sus padres la casaron con un extraño con quien tuvo dos hijos seguidos. La experiencia la desestabilizó.

Su caso no es único en India, donde el matrimonio infantil es bien visto por mucha gente. La edad legal para casarse en este país es de 21 años para los hombres y 18 para las mujeres.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) considera matrimonio precoz cuando uno de los contrayentes es menor de 18 años.

Cuarenta por ciento de los matrimonios infantiles del mundo ocurren en India, según Unicef. En la mayoría de los casos, la mujer es menor y el hombre tiene por lo menos 10 años más.

No sólo las aspiraciones de las adolescentes se destruyen, sino que su salud está en peligro, según los especialistas. El matrimonio y la maternidad las afectan porque no están física ni psicológicamente maduras.

Las jóvenes esposas suelen tener embarazos prematuros, lo que aumenta la mortalidad materna e infantil, según Unicef.

Las esposas adolescentes tienen más probabilidades de sufrir una fístula, una conexión anormal entre un órgano, un vaso o el intestino y otra estructura, a raíz de complicaciones en el parto, señala un estudio realizado por un equipo de investigación de la Facultad de Salud Pública, de la Universidad de Boston, encabezado por Anita Raj.

Las adolescentes también están expuestas a "violencia física y sexual de parte de sus esposos", apuntó el demógrafo K. G. Santhya, del Consejo de Población de Nueva Delhi.

El matrimonio precoz es una práctica tradicional y es más habitual entre la población más pobre y sin educación formal, coinciden numerosos investigadores.

"Los padres suelen casar a las hijas jóvenes para recibir dinero y otro tipo de asistencia", dijo a IPS la socióloga Ananda Babu.

Las autoridades del nororiental estado de Bihar implementaron una ayuda económica para quienes se casen después de los 18 años.

El matrimonio infantil es "una gran injusticia para los menores porque termina destruyendo sus vidas", señaló el ministro de Bienestar Social de Bihar, Damodar Rawat, según el periódico The Hindu.

Ese estado tiene la mayor cantidad de matrimonios precoces del país.

"Las mujeres tienen más probabilidades de ser entregadas en matrimonio antes de la edad legal", según un estudio publicado este año por el Consejo de Población. "Nueve de cada 10 adolescentes sin estudios formales son obligadas a casarse antes de los 18 años", añade.

Bihar tiene la mayor cantidad de analfabetos del país, 59,68 por ciento hombres y 33,12 por ciento mujeres. El promedio nacional es de 64,85 por ciento, entre los que hay 75,26 hombres y 33,12 mujeres.

Una de cada cinco adolescentes indias es obligada a contraer matrimonio antes de los 15 años y 50 por ciento se casan antes de los 18, según el estudio del Consejo de Población.

Muchos padres casan a sus hijas con un hombre mucho mayor, convencidos de darle un "protector" maduro, explican algunos especialistas. El arreglo a menudo termina en abusos.

No hay muchos detalles sobre el caso de Rathna, pero bien pudo ser esa su situación, pues sus padres descubrieron que estaba enamorada de un compañero de clase y decidieron casarla por la fuerza con un hombre que le duplicaba la edad por miedo a que se fugara.

Funcionarios de Dharmapuri interrumpieron 11 casamientos con adolescentes en junio "justo antes de que los novios ataran el lazo matrimonial", señaló uno de ellos.

En el septentrional estado de Haryana, con gran proporción de matrimonios infantiles, "la célula de prevención interrumpió unos 100 casamientos en 2009", señaló un funcionario del departamento de desarrollo infantil y de la mujer. "Este año ya son 20", añadió.

La demanda presentada por una organización no gubernamental de Nueva Delhi para declarar ilegal el matrimonio entre una adolescente de 17 años con un viudo de 40 llevó a un alto tribunal a prohibir en mayo que se consumara la unión hasta que ella no cumpliera los 18.

"El matrimonio infantil es una violación a los derechos humanos, pone en peligro el desarrollo de la joven y suele resultar en embarazos precoces y aislamiento social, lo que agrava la feminización de la pobreza, sumado a la falta de educación y capacitación", reza el veredicto

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada