viernes, 17 de septiembre de 2010

Huerfanos de Nepal sin futuro

Un gran signo de interrogación se cierne sobre el futuro de niñas y niños internados en varios orfanatos de Nepal, luego de que 11 países suspendieron sus programas de adopción infantil para esta nación del Himalaya.

"Ahora los niños tendrán que permanecer en lúgubres orfanatos o correr un destino peor al quedarse con familias que no los quieren", dijo Philip Holmes, padre adoptivo de dos pequeños nepaleses y director del Esther Benjamins Trust, una organización británica que se dedica a combatir el tráfico infantil en Nepal.

Unos 400 niños nepaleses son adoptados cada año por padres sustitutos en 44 hogares institucionales reconocidos por el Ministerio para las Mujeres, los Niños y el Bienestar Social. No hay datos disponibles sobre la cantidad que son dados en adopción cada año.

Además de a los huérfanos, la ley nepalesa permite adopciones entre distintos países para niños que han sido entregados voluntariamente por sus tutores o padres a un hogar, orfanato o a Bal Mandir, una organización nacional dedicada a la infancia.

Los problemas van desde documentación falsa a falta de transparencia en el manejo de fondos y corrupción en el proceso de adopción. Todo esto, que se ha informado a lo largo de los años, ha causado la última ronda de suspensión de adopciones.

Tras denuncias similares por parte de los países receptores, en mayo de 2007 el gobierno nepalés suspendió las adopciones internacionales, antes de levantar la autoimpuesta prohibición, en enero de 2009.

Sí se permitió que continuaran las adopciones dentro del país, aunque no hubo muchos interesados.

Incluso antes de la suspensión de 2007 y su levantamiento final, los problemas de la adopción siguieron plagando este diminuto reino asiático. En febrero, la Conferencia de La Haya de Derecho Internacional Privado, una organización intergubernamental, difundió un informe donde criticó rotundamente el sistema de adopciones de Nepal, citando flagrantes irregularidades.

En 2008, Nepal presentó los "Términos, condiciones y proceso para conceder a extranjeros la aprobación para adopciones de niños nepaleses". Sin embargo, estos "no fueron adecuados como marco legal para llevar a cabo adopciones internacionales", dijo el informe de la Conferencia de La Haya.

Las reformadas leyes de Nepal todavía no cumplen con los estándares de la Convención de La Haya, agregó.

El informe recomendó implementar "mejores regulaciones de los hogares de niños" y la eliminación de "ganancias financieras a partir de adopciones internacionales".

El 6 de agosto, el gobierno de Estados Unidos prohibió adoptar niños de Nepal, citando la necesidad de "proteger los derechos e intereses de ciertos niños nepaleses y sus familias, y de los eventuales padres adoptivos estadounidenses".

Otros 10 países --Alemania, Canadá, Dinamarca, España, Francia, Gran Bretaña, Italia, Noruega, Suecia, Suiza-- adoptaron antes medidas similares, tras la difusión del informe de la Conferencia de La Haya.

"Unas pocas manzanas podridas están mancillando la imagen de todo el sector", dijo Sher Jung Karki, subsecretaria del Ministerio de Mujeres, Niños y Bienestar Social.

"Principalmente hay dos problemas que acosan al sector. Primero, el proceso de documentación es dudoso, lo que perjudica incluso los casos de niños que auténticamente califican para ser adoptados", dijo Upendra Keshari Neupane, miembro del gubernamental Comité de Investigación, Recomendación y Control de adopciones internacionales.

"Segundo, algunos centros de niños recurren a falsos documentos a fin de ofrecer en adopción a niños que no califican" para ser adoptados, agregó Neupane.

Los padres sustitutos prefieren adoptar a niños menores de tres años, según las estadísticas.

"El principal problema es la enorme suma de dinero involucrada", dijo Holmes.

"Cuando para adoptar un niño nepalés uno tiene que pagar 8.000 dólares, de los cuales 5.000 se destinan al centro de cuidados infantiles, es probable que haya irregularidades. En Nepal, 5.000 dólares es una suma bastante grande", añadió.

"Es necesario reducir el costo de las adopciones para frenar las irregularidades", dijo Holmes, agregando que el problema no se resolverá imponiendo una suspensión generalizada.

Pero Karki señaló que el precio de las adopciones en Nepal es bastante bajo si se lo compara con lo que se cobra en muchos otros países. Los hogares institucionales necesitan dinero para ocuparse de muchos otros niños que siguen estando a su cargo, dijo.

Holmes cree que se debería conceder al gobierno nepalés el beneficio de la duda, observando que se produjeron algunos avances desde 2009, cuando las autoridades volvieron a permitir las adopciones.

"Cuando adopté a mi primer hijo, en 2006, me contacté directamente con el centro de cuidados infantiles, lo que está mal. Pero recibí a mi segundo hijo en 2009 mediante el sistema central de asignaciones. Presenté una postulación en mayo y hasta septiembre, cuando finalmente lo trajimos a casa, no se nos permitió conocerlo", relató Holmes.

Según el artículo 29 de la Convenio de La Haya sobre Adopción Internacional, de 1993 y que Nepal firmó en abril de 2009 pero aún tiene que ratificar, el contacto directo entre los futuros padres adoptivos y los padres biológicos o tutores no se permite antes de que se verifique que la adopción es adecuada.

Según Ram Prasad Bhattarai, poravoz del Ministerio de Mujeres, Niños y Bienestar Social, "es necesario hacer más, pero las cosas están cambiando".

Kaki coincidió, señalando la importancia de investigar la historia del niño o niña y de prever sanciones "para quienes intentan convertir a la industria en un negocio para hacer dinero".

De constatarse esto, "en este momento no podemos hacer nada más que eliminar al centro de nuestra lista de instituciones acreditadas por el Ministerio para las adopciones entre países", dijo.

Neupane considera que la pobreza generalizada también fomenta las irregularidades. Se comprobó que algunos padres pobres se presentaban en los hogares institucionales haciendo creer que sus hijos eran huérfanos, añadió.

"A veces lo hacen con la esperanza de que su hijo tenga un futuro mejor, mientras que otras veces la pobreza severa los obliga a hacer esto por dinero", explicó

1 comentario:

  1. Hola: nosotros queriamos adoptar en Nepal, entonces por lo que he leido ahora es imposible? Sabeis si esto va a cambiar proximamente? Si van a volver a abrir las adopciones en Nepal pronto?
    Gracias

    ResponderEliminar