sábado, 18 de septiembre de 2010

Igualdad de genero en Camboya

Las autoridades de Camboya deben tomar drásticas medidas para incrementar el número de mujeres en el parlamento si es que quieren cumplir con sus compromisos internacionales de igualdad de género, según expertos y activistas.

Este país del sudeste asiático prometió trabajar para que 30 por ciento de su Asamblea Nacional sea ocupada por mujeres en 2015, en el marco los Objetivos de Desarrollo de la Organización de las Naciones Unidas para el Milenio.

Pero sólo queda una instancia electoral para formar el parlamento antes de ese plazo --los camboyanos tienen previsto acudir a las urnas en 2013—, y activistas alertan que este país podría incumplir una meta clave si el gobierno no adopta medidas extraordinarias y urgentes.

Opositores y grupos de la sociedad civil llaman al gobierno a que implemente cuotas de representación. Pero las autoridades se resisten a emplear ese concepto.

Drude Dahlerup, profesora de la Universidad de Estocolmo y dedicada a investigar la igualdad de género en diversos sistemas políticos alrededor del mundo, sostuvo que las cuotas eran las forma más efectiva de tener resultados concretos en un periodo corto de tiempo.

En su nativa Suecia, por ejemplo, las mujeres ocupan 47 por ciento de las bancas parlamentarias, una de las tasas más altas del mundo. "Pero tomó mucho tiempo lograrlo: se necesitaron 100 años", señaló. "Muchos países dicen: ‘No vamos a esperar tanto tiempo’".

En Camboya, mujeres ocupan 27 de los 123 asientos (menos de 22 por ciento) de la Asamblea Nacional desde las últimas elecciones en 2008.

Ese número representa un salto respecto de los resultados de los primeros comicios de este país desde la guerra, en 1993, cuando las mujeres obtuvieron sólo cinco por ciento de las bancas. Alcanzar 30 por ciento para 2015 es todo un desafío.

Dahlerup, quien dijo haber sido consultada por el gobierno camboyano en la búsqueda de opciones para alcanzar esa meta, recomendó a las autoridades que consideraran legislar algún tipo de sistema de cuotas, aunque ella, como otros activistas, prefiere utilizar el término más sutil de "medidas especiales temporales".

"Las cuotas son polémicas en todas partes, pero creo que hay una falsa concepción de que son usadas para darle a las mujeres favores extraordinarios", indicó Dahlerup. "Yo trato de dar vuelta esto y decir: ¿Por qué los hombres están demasiado representados?".

La Asamblea Nacional de Camboya es elegida mediante un sistema de representación proporcional, en el cual el electorado vota a un partido y no a candidatos individuales. Los asientos son luego adjudicados a los postulantes de las listas de acuerdo con los sufragios recibidos.

Dahlerup recomendó elaborar una legislación que exija a los partidos políticos establecer cuotas de género internas. Las mujeres deberían ocupar no menos de 30 por ciento y no más de 70 por ciento de las nóminas.

Además, las listas deberían ser reorganizadas. Según una de las opciones sugeridas, los primeros dos candidatos tendrían que ser de diferente sexo. Otra alternativa es que la nómina alterne en su orden postulantes hombres y mujeres.

"Creo que debería haber una legislación que obligue a todos los partidos políticos a hacer esto", dijo Dahlerup. "Esto es procurar igualdad y saltar sobre las barreras que afrontan las mujeres".

La ministra de Asuntos Femeninos, Ing Kantha Phavi, dijo que el gobierno no estaba dispuesto a considerar la aplicación de cuotas, pero coincidió en la necesidad de dar pasos para que las próximas elecciones permitan un aumento de la representación femenina en el parlamento.

"En Camboya no hablaremos de un sistema de cuotas", declaró durante un taller de género este mes. "Eso obliga a tener 30 o 40 por ciento (de presencia femenina). No puedo decir que debamos hacer eso".

Sin embargo, la ministra admitió que se consideraban "medidas especiales temporales".

"Estoy de acuerdo en que podríamos tener medidas temporales para alcanzar (los Objetivos del Milenio). Sólo queda una instancia electoral antes de 2015", afirmó.

La secretaria general del Comité para la Promoción de Mujeres en Política, Thida Khus, dijo que ese tipo de medidas de acción afirmativa eran necesarias para garantizar que más mujeres rompieran el "antiguo club de hombres" en el escenario político nacional.

Estas iniciativas "amenazan a algunos hombres, que son los guardianes de los partidos", afirmó, y agregó que los actuales esfuerzos de educación del gobierno para estimular a mujeres en la política eran insuficientes.

"Capacitan y crean conciencia, pero no alcanzaremos la meta de 30 por ciento en 2013 sin medidas especiales y más acciones afirmativas", sostuvo.

Mu Sochua, ex ministra de Asuntos Femeninos devenida en una dura crítica del gobierno, opinó que las cuotas eran necesarias, pero añadió que esas iniciativas por sí solas no resolverían los problemas de larga data de la representación femenina en la política.

"No creo que las cuotas sean suficientes. Las mujeres en política deben ser responsables", afirmó. Aunque hay 27 legisladoras en Camboya, pocas opinan públicamente sobre temas clave como la violencia doméstica, indicó.

"Son legisladoras, pero rara vez hablan", dijo Mu. "La pobreza tiene rostro de mujer. No puedes cerrar los ojos ante eso".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada