sábado, 18 de septiembre de 2010

India aun duda acabar con homicidios por honor

Los "asesinatos por honor" están tan arraigados en vastas zonas de India que el gobierno evita tomar medidas drásticas para frenar esa práctica tradicional.

Las parejas que transgreden tradiciones deben escapar para impedir que un pariente los mate por deshonrar a la familia.

El matrimonio con una persona de otra casta, religión o del mismo linaje es tabú para muchas familias indias. El "comportamiento aberrante" es pasible de ser castigado con severidad, muchas veces la muerte.

Unas 45 personas fueron asesinadas en los últimos 19 meses, según la organización no gubernamental Shakti Vahini, dedicada a investigar los asesinatos por honor en India. Por su parte, el Estado permanece como un espectador mudo pese al aumento de casos.

"Muchas parejas jóvenes viven con miedo. Suelen quitarse la vida, si no las matan antes", dijo a IPS la directora de la organización, Nishi Kant.

La gobernante Alianza Progresista Unida condenó los asesinatos, pero no tomó ninguna medida por temor a perder a sus partidarios más tradicionales.

"Es detestable que prevalezca el deseo de no perder votos por sobre el respeto de los derechos amparados por la Constitución", dijo a IPS la líder del Partido Comunista de India (Marxista) Brinda Karat.

Otros partidos políticos también denunciaron la situación y prometieron presentar un proyecto para reforma la Ley de Matrimonio Especial y sancionar normas más estrictas para castigar a los culpables.

El ministro Justicia, M. Veerappa Moily, anunció una reforma legislativa para prohibir los asesinatos por honor. Pero a los pocos días, el gobierno federal informó que discutiría el asunto con las respectivas autoridades estaduales antes de tomar cualquier medida.

El gabinete postergó la iniciativa de enviar un proyecto de ley al parlamento, lo que hizo pensar que el gobierno duda sobre las decisiones que hay que tomar.

El llamado Grupo de Ministros, formado en julio para analizar medidas legales para atender el asunto, no llegó a un consenso.

El gobierno debe tener cuidado al implementar una reforma social, señaló el ministro jefe del noroccidental estado de Haryana, Bhupinder Singh Hooda, al periódico en idioma inglés The Hindu. Las disposiciones existentes en el Código Penal bastan para lidiar con la situación, añadió.

Los consejos de casta, o khap panchayat, órgano extra constitucional con vastos poderes sociales, pero sin autoridad legal, prometieron impedir la sanción de normas más estrictas para frenar la controvertida práctica.

"No me arrepiento. Los castigaría otra vez", declaró Om Prakash Saini, sospechoso de asesinar a una pareja dalit y tío de la mujer asesinada.

Los dalit son la más baja del sistema hereditario de castas de India, considerados "intocables" por integrantes del estrato superior, los brahmán (religiosos).

Los consejos de casta, que prohíben el matrimonio dentro del mismo clan, consideran a las personas del mismo linaje como hermanos. El matrimonio entre ellos es tabú.

Una pareja de Nueva Delhi fue asesinada por el hermano de la mujer y sus amigos. Su prima, quien oficiaba de celestina, corrió la misma suerte. Él era rajput, la casta de guerreros chatrías, y ella era gujjar, considerada una clase inferior.

"El asesinato es inaceptable, pero en este caso es bueno para la sociedad", declaró un familiar del imputado tras su detención.

Los conceptos de honor y vergüenza están vinculados con los comportamientos de las familias y de las personas, en especial de las mujeres, explicó la directora de Shakti Vahini.

La Corte Suprema de India solicitó al gobierno información sobre las medidas tomadas para impedir la práctica, en respuesta a una demanda presentada por Shakti Vahini. Las autoridades no contestaron nada.

Los asesinatos por honor no sólo ocurren en comunidades rurales.

Mehtab Singh, quien reside en Bélgica, fue detenido en junio por el asesinato de su hijastra de 17 años. El motivo habría sido la relación que mantuvo en el país europeo con un joven de una casta inferior.

Se acusa a Singh de envenenar a la adolescente en la noroccidental ciudad india de Amritsar, "adonde la llevó de apuro tras enterarse de su relación. Para cubrirse, también apresuró la cremación del cuerpo, lo que es raro", declaró un oficial de la policía

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada