sábado, 9 de octubre de 2010

Xenofobia por crisis economica mundial

La crisis económica ha generado en Europa y en Estados Unidos una “ola de xenofobia con sentimiento antiinmigratorio”, advirtió hoy aquí el relator de Naciones Unidas para los Derechos de los Migrantes, el mexicano Jorge Bustamante.

En entrevista, el también profesor del Colegio de la Frontera Norte en Tijuana analizó el actual momento de los flujos migratorios y reclamó a gobiernos de diferentes países asumir su responsabilidad en atender a este fenómeno.

Bustamante impartirá el martes en la Casa de América la conferencia “La Ley Arizona y su potencial discriminatorio”, en el marco del Festival VivAmérica que del 1 al 5 de octubre organiza esa institución cultural.

En sus declaraciones, indicó que iniciativas como la Ley SB 1070 de Arizona forman parte de una “ola de xenofobia con sentimiento antiinmigratorio, muy relacionada con la crisis económica”, y que se presenta en diferentes países del mundo.

“A los inmigrantes se les culpa de las causas que derivaron en la crisis económica, lo que científicamente no está demostrado, pero esto ha sido el sentimiento de las sociedades civiles de Europa y en Estados Unidos”, precisó.

En el caso de la Ley Arizona, que criminaliza a la inmigración ilegal en esa sureña entidad de Estados Unidos, recordó que hay una posición antiinmigrante que es predominante en la plataforma del Partido Republicano.

Expuso que tras conocerse esa iniciativa en Arizona, representantes de otros 12 estados de Estados Unidos anunciaron su intención de promover acciones similares, “por lo que existe el riesgo” de que se repita en otros lugares.

Indicó que además de esa Ley, otro problema es la militarización de la frontera de Estados Unidos con México, lo que aumenta la vulnerabilidad de los migrantes que intentan llegar a ese país.

Aclaró que de momento no se han reportado incidentes entre los militares estadounidenses y los migrantes, pero el riesgo existe.

Asimismo, lamentó que “en la sociedad civil mexicana hay una relativa indiferencia sobre lo que les pasa a los migrantes mexicanos en Estados Unidos”.

Sostuvo que ello es lamentable porque los migrantes hacen una fuerte aportación a la economía nacional con sus remesas, cuyo nivel ya rebasó los 20 mil millones de dólares al año, “y a lo cual no se responde con agradecimiento ni sensibilidad”.

Bustamante subrayó que además de todo ello, está la posición de Estados Unidos, que no acepta que el fenómeno migratorio se debe a la necesidad que tiene de mano de obra barata.

“El fenómeno por definición es bilateral, algo que Estados Unidos no acepta, porque insiste en que todas las cuestiones ligadas a la migración son internas, y que sólo por medidas de carácter interno se puede solucionar”, manifestó.

Enfatizó que la Organización de Naciones Unidas pide que ante estas situaciones los países deben resolver los problemas en una negociación bilateral o multilateral, pero la posición de Estados Unidos lo impide.

“Estados Unidos no lo acepta, responde con medidas de carácter interno como militarización o fuerzas policiales, y en eso se ha sostenido atávicamente en contraste con la osición mexicana que pide posición bilateral”, acotó

No hay comentarios:

Publicar un comentario