viernes, 3 de diciembre de 2010

Un voto de Cuba que sorprende

Una respuesta sin precedentes recibieron del canciller Bruno Rodríguez Parrilla, en la propia sede ministerial, representantes de la sociedad civil de Cuba que cuestionaron el apoyo del país en la ONU a una enmienda que consideran un retroceso en la postura contra la discriminación por causa de la orientación sexual.

"El resumen de la conversación estará en mi blog en unas horas", anunció a IPS el periodista y activista gay Francisco Rodríguez Cruz, más conocido como Paquito el de Cuba, poco después de salir del encuentro el miércoles, al que asistió también el vicecanciller de Cuba, Abelardo Moreno.

"Fue tan inesperado como provechoso. Nos dejó enseñanzas a todos los participantes", aseguró el bloguero y militante comunista, uno de los protagonistas de lo que podría llamarse un momento histórico: primer encuentro formal de un canciller cubano con representantes de la aún incipiente comunidad gay de la isla.

Además de Rodríguez, a la cita con el canciller asistió el médico Alberto Roque, presidente de la Sección de Diversidad Sexual de la Sociedad Cubana Multidisciplinaria para el Estudio de la Sexualidad (Socumes) y coordinador del Grupo de acción y reflexión por el derecho a la libre identidad sexual Hombres por la Diversidad.

También estuvieron presentes Ada Alfonso y Mayra Rodríguez, subdirectoras del gubernamental Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), entidad que junto a Socumes fueron las primeras en expresar su preocupación por la votación cubana el 16 de noviembre en la Tercera Comisión de la ONU (Organización de las Naciones Unidas).

El voto en cuestión aprobó una enmienda, promovida por las delegaciones de Marruecos y Malí, que excluyó la mención explícita de la orientación sexual en una resolución de la Asamblea General del foro sobre ejecuciones extrajudiciales, arbitrarias o sumarísimas.

La moción, que generó la controversia en medios digitales y una carta abierta de Rodríguez al canciller cubano, sustituyó las palabras "cualquier razón discriminatoria, incluida la orientación sexual" por la fórmula generalizadora de "razones discriminatorias, cualquiera que sea su base".

Cuba fue el único país latinoamericano que apareció entre los 79 votos a favor. La mayoría del bloque regional, incluidos importantes aliados de la isla como Venezuela, se concentró en los 70 rechazos y dos de ellos, Nicaragua y Bolivia, no estuvieron presentes en la votación. La enmienda recibió, además, 17 abstenciones.

Según el texto, colgado en el blog Paquito el de Cuba y reproducido por Hombres por la Diversidad, en la "charla" de unas dos horas "ambos funcionarios abundaron sobre los entresijos de los mecanismos de votación de la ONU" y las "inevitables confrontaciones y alianzas entre bloques de países".

Además de detallar "las manipulaciones políticas de los estados poderosos contra las naciones subdesarrolladas" en escenarios como las sesiones anuales de la Asamblea General de la ONU, los funcionarios escucharon "con gran atención y receptividad nuestros argumentos, inquietudes y sugerencias".

Según Rodríguez Cruz, el canciller cubano aseguró durante la conversación que "no hay cambios de política" respecto de la oposición de Cuba a cualquier forma de discriminación y en la promoción del respeto a la libre orientación sexual e identidad de género.

El polémico voto en cuestión fue el resultado de "una circunstancia imprevista y coyuntural", aseguró Rodríguez Parrilla según el periodista cubano.

El voto de la delegación cubana fue, además, explicado en su momento al plenario, según la cancillería. El texto de la declaración, entregado a la representación del Cenesex y de la comunidad LGBT, no tuvo un reflejo en los reportes de prensa desde la sede de la ONU ni fue reproducido por los medios de comunicación cubanos.

Según el documento, la delegación cubana aclaró que esta isla caribeña está "en contra de todo tipo de discriminación, por cualquier motivo que fuera, tanto por motivos de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier otra condición social".

"Cuba votó a favor de la enmienda propuesta por el grupo africano, pues considera que es suficientemente general y abarcadora. Se refiere a todas las ejecuciones cometidas sobre la base de cualquier tipo de discriminación, lo que en opinión de Cuba incluye también las ejecuciones cometidas por motivos de orientación sexual", añade el texto.

Durante el encuentro en la sede de la cancillería trascendió que "en los próximos días la misión de Cuba ante la ONU divulgará de manera adicional otro comunicado en relación con este tema".

Asimismo, Rodríguez Parrilla "ratificó que el Ministerio de Relaciones Exteriores mantendrá en adelante una posición consecuente con las posiciones nacionales en torno a la no discriminación y respeto a la diversidad sexual".

En una evidente respuesta al ofrecimiento del Cenesex y Socumes de ofrecer a "los decisores de política" las herramientas necesarias para seguir incluyendo los derechos de la diversidad sexual entre los derechos humanos, la Cancillería ofreció "trabajar más estrechamente y de modo conjunto con el Cenesex y los grupos LGTB".

"Nunca pensé que el ministro me respondería y mucho menos en persona", confesó Francisco Rodríguez Cruz

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada