lunes, 3 de enero de 2011

Creatividad ante la sequia

Thembekie Gwebu, viuda y de unos 60 años, utiliza un gran tanque verde de plástico conectado a la canaleta del techo para acopiar agua de lluvia y así ahorrar dinero y hacer frente a la sequía característica de esta ciudad del sur de Zimbabwe.

La municipalidad de Bulawayo, en el sur de Zimbabwe, fomenta el acopio de agua de lluvia en el marco de sus esfuerzos por preservar la escasez de las represas que alimentan el servicio público.

Las lluvias que cayeron en esta ciudad, donde suelen haber pocas precipitaciones, fueron bienvenidas por residentes como Gwebu, que aprovecharon el líquido recogido para cubrir sus necesidades diarias.

"Nos ayuda cuando hay que racionalizar el uso", explicó Gwebu. Pero también le permite no usar el agua del grifo, cuando hay.

Gwebu es una de las tantas personas en esta ciudad de más de dos millones de habitantes que redescubrieron el antiguo método de acopiar agua de lluvia para el consumo doméstico. La práctica había quedado relegada a las zonas rurales.

La escasez hizo que mucha gente se volcara a utilizar el recurso naturalmente disponible. "Uso el agua de lluvia para beber, cocinar, lavar la ropa y para el baño", explicó Gwebu. Los 2.500 litros que almacena en su tanque le duran hasta un mes.

El acopio de agua de lluvia significa un ahorro para el servicio público municipal y para ella, en la factura mensual. Cuantas más personas lo hagan, mejor.

La Comunidad de Desarrollo de África Austral (SADC, por sus siglas en inglés) promueve el uso del agua de lluvia como forma de tener agua potable porque a veces es difícil usar el recurso subterráneo por temor a que esté contaminado.

La División de Agua de la SADC recomienda aprovechar el agua de lluvia porque no requiere de ningún tratamiento para consumirla y porque es una forma de mitigar los efectos de la prolongada sequía en ciudades como esta.

"Estuve en Maun, en Botswana, y quedé impresionada de la cantidad de agua de lluvia que se usa", señaló Barbra Lopi, responsable de comunicaciones del Proyecto de Gestión de Sequías y Agua Subterránea.

"Casi todos los hogares y escuelas tienen dispositivos para acopiar agua, que usan para el jardín, los baños y lavar la ropa", relató.

Alrededor de 70 por ciento de los habitantes de la SADC dependen de acuíferos, según el Proyecto de Gestión de Sequías y Agua Subterránea. Pero es más sustentable poder guardar cuando llueve porque es un recurso que no se agota.

La práctica también es muy importante para que los países que no pueden brindar un adecuado servicio de agua potable cumplan con una de las metas del séptimo de los Objetivos de Desarrollo de las Naciones Unidas para el Milenio, antes del plazo previsto de 2015.

La organización Plan Action señaló que en el sur de Zimbabwe, donde llueve poco, el acopio de agua de lluvia permitió que los hogares mejoraran la seguridad alimentaria.

"Incluso en las ciudades, la práctica contribuyó a que las personas pudieran almacenar agua aunque llueva poco", señaló Gilbert Nyoni, de Plan Action.

Algunas personas aprovechan los tanques donados por World Vision en colaboración con la Agencia de Desarrollo Internacional Sueca, y otras como Sithembeni Dube usan lo que tienen a mano.

"Pongo platos y bidones en el techo, pero lamentablemente cuando llueve mucho pierdo mucha agua", indicó Dube.

El Consejo de Iglesia de Zimbabwe creó en los años 90 en Bulawayo el Programa de Recolección de Agua de Lluvia al constatar que con más perforaciones sólo se lograría agotar la napa freática, además de necesitar un mantenimiento constante.

"Ha sido de gran ayudar para los sectores más vulnerables, como los ancianos, que carecen de recursos para pagar el servicio público", señaló el pastor James Choruma, quien trabaja en la implementación de iniciativas de desarrollo sustentable en Bulawayo.

"Lo importante es que el interés en acopiar agua será bueno para las personas acostumbradas a vivir con cortes y alcantarilla rotas, así que cuanto más puedan almacenar podrán usarla en los baños", señaló Choruma.

El Departamento de Geografía y Ciencias Ambientales de la Universidad de Zimbabwe señaló que es fácil para la tente adoptar tecnología necesaria para acopiar agua de lluvia porque es barata.

Gwebu espera tener suficiente agua para beber y evitarse las colas en los grifos públicos que hay en distintas partes de Bulawayo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada