domingo, 2 de enero de 2011

UNESCO pide seguridad para periodistas

La directora general de la UNESCO, Irina Bokova, pidió hoy que se mejoren las medidas de seguridad para los periodistas y otros empleados de prensa en zonas en conflicto o tensiones sociales para que éstos puedan desempeñar su trabajo.

El llamamiento se produjo tras el asesinato del periodista de televisión iraquí Omar Rasim al-Qaysi, ocurrido durante un ataque suicida el 12 de diciembre pasado.

“Mientras continúen los bombardeos y los ataques en Iraq y en otras regiones en conflicto, los periodistas seguirán pagando un tributo excesivo por defender el derecho fundamental a la libertad de expresión”, dijo Bokova.

En este sentido, instó al gobierno de Iraq y a las autoridades de los países donde se registren campañas de violencia similares, que hagan todo lo posible por mejorar las condiciones de seguridad de los periodistas.

Omar Rasim al-Qaysi, era presentador del canal de televisión satelital Al-Anbar TV, falleció cuando un coche bomba explotó a su paso en el centro de Ramadi, en la provincia de al-Anbar. Su hermano, Mustafa al-Qaysi, camarógrafo de la misma cadena, resultó herido en el ataque, en el que fallecieron 13 personas y 40 resultaron heridas. El atentado fue reivindicado por el grupo Estado Islámico de Iraq, relacionado con Al Qaeda.

La semana pasada, el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ) indicó que los ataques suicidas y las protestas callejeras violentas causaron un número muy elevado de muertes de profesionales de la información durante el año.

Según los datos de la CPJ, los países más peligrosos fueron Pakistán, con ocho muertes; Iraq, con 4; y Honduras y México con 3 cada uno.

“Aunque el número de periodistas asesinados en 2010 ha disminuido en relación con los años anteriores, sigue siendo inaceptablemente alto y subraya la violencia a la que se ven enfrentados a diarios los profesionales de los medios”, concluyó Bokova.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada